Hay pocas experiencias en la vida más inquietantes que ver aparecer un iceberg entre la niebla. Lo vimos el tercer día de navegación desde Upernavik hacia el norte por la bahía de Melville; por supuesto, no era el primer bloque helado flotante con que nos topábamos; pero este venía velado de misterio por una bruma oleaginosa, típica en esta área del mar de Baffin.
iceberg en la niebla

Northabout navegando hacia la niebla

La aparición había venido precedida por la -inesperada- presencia en cubierta del piloto Nicolai Litau, que hasta el momento, y dada la placidez que habíamos navegado las últimas horas, ni se había dignado a asomarse desde la cabina; pero algo había cambiado. Asomó esa cabeza clavada a la de Sean Connery cuando interpretaba al almirante ruso en el filme “A la caza del octubre rojo”, y anunció con misterio:


-Hay un iceberg frente a nosotros, entre la niebla a unos 400 metros.

Me fui a la proa, por si fuera preciso indicar ante una maniobra intempestiva de evasión; pero no fue necesario, Litau lo tenía todo más que controlado. Aun así se vistió con su indumentaria de navegación y salió al timón; desde la proa yo espiaba la niebla, con una sensación acuciante y fantasmagórica.

Primero marcó una sombra, un corpachón negro en el vientre de la niebla. Después se dejó ver; blanco y azul y terrible en la cercanía. Pasó a pocos metros del Northabout, a estribor. Miré a Nicolai; y él me sonrió, enigmático, como quien ha jugado con un espectro y ha vencido.


Litau, una leyenda viva

Nicolai es una leyenda viva; escritor y aventurero, el moscovita fue el primer hombre en circunnavegar en un velero el Ártico y la Antártida; y -algo de lo que nos enteramos en primicia en el momento del viaje- “recorman” mundial, pues en 2013 llevó al velero Apostol Andrés -de 16 metros- a una latitud de 83º norte cerca de la Tierra de Francisco José. Daba gusto verle a los mandos de nuestro velero; ambos tienen cascos baqueteados y un sinfín de historias en su bitácora. Marino y piloto de hielo desde los años 90 nos da además su opinión respecto al cambio climático:


-En los 90 había muchísimo más hielo que hoy, eso es indudable. Era imposible alcanzar las cotas a las que se llega hoy; no obstante tal vez se tratara de un ciclo natural, porque en las memorias del explorador Nördjenskol este describe áreas que entonces eran mar abierto y hoy son hielo puro.

Nicolai Litau

Nicolai Litau y Mike Stewart estudiando la ruta

Formando un insólito pero perfecto equipo con Mike Stewart y Aitor Basarrate, nos han conducido con maestría entre los hielos de la bahía de Baffin; se relevan cada cuatro horas y nosotros cada seis. Pero, aprovechando que no hay noche en estas fechas, avanzamos trescientas millas en tres días, tratando de recuperar el tiempo perdido. Tuvimos mucha suerte con el tiempo y con el mar; y nos deleitamos con la vista de focas, ballenas y un sinfín de aves acuáticas.


Fondeados al norte del Cabo York

Tras este maratón naútico entre hielos y nieblas, fondeamos al norte del Cabo de York, conocido porque en esta área, de nombre Parker Snow Bust, descansó el barco del explorador Ross y porque en las cercanías se montó el primer puesto comercial danés a principios del siglo XX. El abrigo de este fondeadero natural -presidido por una playa que tiene una cabaña de caza- vino al pelo, porque el mar se encrespaba por momentos; y porque el agua está llena como nunca de la amenazadora presencia de los icebergs, escupidos por el cercano glaciar de Agpat Agpal.

Estábamos a 23 de julio, aunque tras los turnos intensivos y en medio de este día eterno, era difícil no sentir cierta desorientación temporal. La costa de la bahía de Melville, que se abría a nuestra izquierda, era una desolada sucesión de montañas cubiertas de hielo y nieve;

“cuidaos mucho porque esa área es muy propensa a las tormentas en esa época- nos había dicho Gina, una chica filipna que lleva 13 años residiendo en Upernavic.

Equipo Mars Gaming Expedition en Qaanaaq

Miguel Gutierrez, María Valencia, Nicolai Litau, Javier Zardolla, Manu Mallo, Aitor Basarrate y Rafa Gutierrez.
Delante Mike Stewart.

El mismo explorador danés Peter Freuchen describía la bahía como un infierno donde los barcos naufragaban a menudo; al norte del cabo de York, no obstante, pasados ya los 76 º de latitud, al fin veo algo de verde en un par de pírricos fiordos. Quién me iba a decir a mí que un poco de musgo y un puñado de hierbajos me iban a dar semejante alegrón.


La vida se abre su curso, y nuestras bazas siguen abiertas. Tras un descanso continuaremos hacia el norte.



ÚLTIMAS ENTRADAS




Grise Fiord
23 AGOSTO, 2017

12.- Los inuit: un pueblo en la encrucijada


Grise Fiord es un grano de arena humano en una inmensa isla del tamaño de Inglaterra. Solamente 140 personas habitan esta aldea que es el único asentamiento de Ellesmere, la ínsula más septentrional del Ártico canadiense. Lo demás es naturaleza desatada y de una severidad implacable.

Leer más…





Tierra de York del Norte
16 AGOSTO, 2017

11.- Hacia las montañas sin nombre


El 8 de agosto marchamos remontando el glaciar cargando el equipo sobre pulkas o trineos. Queríamos ascender el más alto pico del entorno. Estábamos en las montañas que circundan el casquete polar Manson, la denominada Tierra de York del Norte. Se trata de un territorio remoto en blanco sobre el mapa.

Leer más…





Bahía del Cabo Norton Show
14 AGOSTO, 2017

10.- Un mundo perdido


Hubo una película -adaptación de un relato de Julio Verne- que marcó mi infancia. Iba de unos exploradores que sobrevolaban en dirigible la Groenlandia inexplorada. Descubrían, entre otras maravillas, una comunidad vikinga superviviente, además de una bahía perdida en el tiempo y la bruma donde las ballenas iban a exhalar su último aliento.

Leer más…





Iceberg
13 AGOSTO, 2017

9.- El tiempo manda


Todo el mundo tiene un plan hasta que le han tumbado. Yo tenía un plan. Había estado muchas horas observando las cartas de hielo, las imágenes de satélite del Sentinel -enviadas y analizadas por el experto Íñigo Orue- y las cartas marinas y había observado lo siguiente: el Estrecho de Nares es como una pista de bolos.

Leer más…





Familia Inuit llegando al Northabout
9 AGOSTO, 2017

8.- Soriapaluk, una aldea en la frontera del frío


El día 1 se presentó frente al Northabout una lancha rápida. Se trataba de una visita. El cazador Pullaq Ulloriaq y su hija Bebiane nos honraron con su presencia a bordo. “Los inuit son herméticos y desconfiados con los extranjeros. Es difícil que consigáis contactar”, nos habían advertido algunos expertos.

Leer más…





Northabout entre el hielo
1 AGOSTO, 2017

7.- Derrota en el Estrecho de Smith (Crónica 2)


La carta de hielo, instrumento indispensable para quien transita por mares helados, daba pie a cierta esperanza: hasta el Cabo Alexander, punta más occidental de Groenlandia, solamente un tercio de la superficie del agua estaba cubierta de hielo. Suficiente para nosotros. Así que marchamos a través de un laberinto blanco esquivando témpanos gracias a la pericia como timonel de Aitor Basarrate.

Leer más…





Northabout atrapado en el hielo
1 AGOSTO, 2017

6.- Derrota en el Estrecho de Smith (Crónica 1)


Dicen que toda aventura polar entraña algún tipo de sufrimiento. El 27 de julio entablamos nuestra primera gran batalla contra el hielo. Y la perdimos. Nunca olvidaré el estruendo producido por los golpes de los hielos contra el casco. Las carreras desde las camas a cubierta. Y las largas horas de miradas esperanzadas y nerviosas tratando de atisbar una salida en el laberinto de hielo.

Leer más…





iceberg en la niebla
28 JULIO, 2017

5.- Fantasmas del mar de Baffin


Hay pocas experiencias en la vida más inquietantes que ver aparecer un iceberg entre la niebla. Lo vimos el tercer día de navegación desde Upernavik hacia el norte por la bahía de Melville; por supuesto, no era el primer bloque helado flotante con que nos topábamos; pero este venía velado de misterio por una bruma oleaginosa, típica en esta área del mar de Baffin.

Leer más…





boda inuit
26 JULIO, 2017

4.- Naufragios y carpaccio de beluga


Una boda inuit es una extraña mixtura entre tradición y modernidad. Destacan los trajes tradicionales: Los novios visten a la antigua usanza, él con anorak blanco y ella con un colorido abrigo; y ambos con pantalones y botas de piel de foca. Tuvimos la fortuna de ser invitados a su boda por Nunarleq Mathaussen, un puro inuit que se casaba con Ane, una chica local con rasgos nórdicos.

Leer más…





Pájaros sobre iceberg
26 JULIO, 2017

3.- Quijotadas árticas y otros imprevistos


La gente viene al Ártico con la esperanza de ver cosas nuevas y maravillosas; de traerse en su faltriquera algo que contar que realmente merezca la pena.
Los afortunados asisten a una aurora boreal, divisan una formación de ballenas o descubren al oso polar en el momento de desayunarse con alguna foca;

Leer más…





staff1
12 JULIO, 2017

2.- El estrecho de Nares, las puertas del infierno blanco


De tener éxito la Mars Gaming Northabout Expedition, será la primera vez que un equipo español alcanza el Polo Geomagnético. Pero lo más interesante es el propio territorio donde se desarrollará la apuesta. Auténtica “puerta del infierno blanco” el estrecho de Nares (que la expedición piensa atravesar) fue el paso escogido por numerosas expediciones a lo largo de la historia para alcanzar por mar el Polo Norte, pues se pensaba erróneamente que tras la barrera de hielo existía un mar templado.

Leer más…





David Hempleman-Adams
7 MARZO, 2017

1.- Mars Gaming Northabout Expedition


Expoloración como denuncia del cambio climático
La aventuras dan comienzo en los escenarios menos probables. La “Mars Gaming Northabout Expedition” dio el pistoletazo de salida una noche embrujada, en mitad de la campiña, a medio camino entre las ciudades inglesas de Bath y Bristol.

Leer más…